La evolución epidemiológica, así como la reciente publicación de la nueva Estrategia de vigilancia y control frente a covid-19 tras la fase aguda de la pandemia de 23 de marzo de 2022 han permitido avanzar en la desescalada, haciendo necesario el ajuste en los centros educativos de las medidas establecidas para la comunidad educativa durante el final del curso académico 2021-2022.

No obstante, no debemos bajar la guardia, haciéndose necesario el mantenimiento de algunas de las medidas organizativas y preventivas para garantizar la seguridad de toda la comunidad educativa en lo que resta de curso, manteniendo la especial atención a las personas vulnerables del entorno escolar, y que podrán ser adaptadas según indique la autoridad sanitaria.

Ante la nueva modificación de la obligatoriedad del uso de mascarillas durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 establecida por el Real Decreto 286/2022, de 19 de abril, se hace necesario adaptar las medidas de carácter preventivo que afecten a las actividades realizadas en centros educativos que para este ámbito se concretan en:

  • No será obligatorio el uso de la mascarilla por parte del alumnado y del personal del centro educativo a excepción de las personas de seis años en adelante que quedan obligadas al uso de mascarilla en el transporte escolar.
  • Se recomienda el uso responsable de la mascarilla en espacios cerrados cuando haya personas vulnerables y no se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 m.